sábado, 27 de marzo de 2010

El traje de comunión



Alejandro iba a hacer su primera comunión. Meses antes se había comprado el traje, era azul con una cinta dorada en el pecho. El día de la comunión se puso el traje , pero había engordado y no le entraba. Se lo tuvo que meter a presión. Ya en la iglesia justo en el momento de comulgar, el pantalón se le rasgó por detrás y todos se partieron de risa.