viernes, 20 de marzo de 2009

Edipo y el enigma de la Esfinge



Todo ocurrió porque una diosa llamada Hera, que tenía un carácter muy vengativo, no perdonaba jamás una ofensa. Ella decidió castigar a los habitantes de Tebas por un crimen cometido en la ciudad,y se sirvió de la Esfinge para conseguirlo. Hera le ordenó que se apostara en un desfiladero situado en el camino de Tebas, por el que tenían que pasar por fuerza todos los que iban a la ciudad.

En cuanto se acercaban un viajero, la Esfinge le cerraba el paso, le obligaba a detenerse y le decía que si quería pasar tenia que resolver un acertijo.

El acertijo era el siguiente:

Solo tiene una voz,
y anda con cuatro pies por la mañana,
dos al mediodía y tres por la noche.
cuantos menos pies tiene, más veloz corre.
Si lo conoces, te ama, pero si no lo conoces,
lucha contra ti y te destruye.

Si el viajero no lo resolvía, lo devoraba. Al cabo del tiempo nadie se atrevía a pasar por allí, hasta que un hombre llamado Edipo, que era forastero, lo hizo, la Esfinge le dijo que resolviera el enigma y él lo resolvió, dijo que la respuesta era el hombre, porque el hombre tiene una voz con la que habla, cuando es pequeño anda a cuatro patas,cuando es adulto anda con las dos piernas,y cuando es anciano anda sobre un bastón su tercer pié.

Al final, la Esfinge perdió el control sobre sí misma y se quitó la vida arrojándose desde la cima de la montaña.

Aquel mismo día murió el rey de la ciudad de Tebas y Edipo fue elegido rey, poco después Edipo sufrió una gran tragedia y acabó arrancándose los ojos de pura desesperación. Porque se dio cuenta de que no se conocía a sí mismo.