miércoles, 25 de febrero de 2009

El sótano del judío

La doncella empezó a dar gritos pero el judío no la oía. Tras varias horas encerrada se escuchó por fin la voz de su padre que había ido a buscarla, ella empezó a correr hacia la voz, pero se cayó por una trampilla que había puesto el judío, el judío la busca por todas partes. Mientras tanto la chica encontró una pequeña caja en cuyo interior había comida para las personas que se quedaran atrapadas en la trampilla. Pasó el tiempo y el judío ya empezaba a creer que su hija se había ido con el tesoro. Al cabo de unos años el judío seguía almacenando riquezas. Un día encontró entre sus riquezas el collar de su hija eso le dio esperanzas y emprendió de nuevo la búsqueda, pero no la encontró.

Cuando el judío murió por causas desconocidas, la policía encontró las riquezas y la trampilla en cuyo interior se encontraba la doncella intentando abrir un pasadizo por dentro del suelo para escapar, la sacaron y se quedó con todas las riquezas de su padre. Ella le dio parte de las riquezas a las familias mas pobres, y el resto lo utilizó para hacer una casa para ella y su marido.

1 comentario:

Elisa Armas dijo...

Marta, tienes que copiar y pegar el principio de la leyenda.