jueves, 7 de mayo de 2009

Los tres cerditos

Cinco años después de haber derribado las casas de los cerditos, el lobo volvió, pero, al llegar a ellas, vio que estaban vacías. El lobo tenía que cazar para darle de comer a sus cuatro hijos, así que le preguntó a la tortuga que vivía al lado de los cerditos dónde estaban. La tortuga respondió:

-¿Donde crees que están, en pleno verano? Pues... de vacaciones en la playa.

El lobo, cabreado, le preguntó a la tortuga dónde estaba la playa y fue corriendo. La tortuga, para que no se comiese a sus amigos, llamó a la paloma y se lo contó. La paloma fue volando a decírselo a los cerditos, que estaban tomándose un refresco en el chiringuito. El dueño del chiringuito,
como era su amigo, les dijo que se hicieran pasar por camareros. El lobo llego a la playa y se puso a buscar como loco, cansado se fue a tomar un refresco. El lobo dijo:

-Oiga,me puede dar un refresco.

cuando se dio la vuelta el camarero, el lobo se acordó de su cara y empezó a perseguirlo. Los cerditos empezaron a correr pero se resbalaron y cayeron a la freidora. Y el lobo se fue contento comiendo se una pata de cerdo.